Acoso Escolar o Bullying

El bullying es el maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado que recibe un niño por parte de otro u otros, que se comportan con él cruelmente con el objetivo de someterlo y asustarlo, con vistas a obtener algún resultado favorable para los acosadores o simplemente satisfacer la necesidad de agredir y destruir que éstos suelen presentar. Esta acción, negativa e intencionada, sitúa a la víctima en una posición de la que difícilmente puede salir por sus propios medios. La continuidad de estas relaciones provoca en las víctimas efectos claramente negativos: descenso de la autoestima, estados de ansiedad e incluso cuadros depresivos, lo que dificulta su integración en el medio escolar y el desarrollo normal del aprendizaje.

Características del Bullying

  • El bullying implica una repetición continuada de las burlas o las agresiones y puede provocar la exclusión social de la víctima
  • Suele incluir conductas de diversa naturaleza (burlas, amenazas, agresiones físicas, aislamiento sistemático, etc.).
  • Tiende a originarproblemasque se repiten y prolongan durante cierto tiempo.
  • Suele estar provocado por un alumno, apoyado por un grupo, contra una víctima que se encuentra indefensa.
  • Se mantiene debido a la ignorancia o pasividad de las personas que rodean a los agresores y a las víctimas sin intervenir directamente.
  • La víctima desarrolla miedo y rechazo al contexto en el que sufre la violencia; pérdida de confianza en sí mismo y en los demás y disminución del rendimiento escolar.
  • Disminuye la capacidad de comprensión moral y de empatía del agresor, mientras que se produce un refuerzo de un estilo violento de interacción.
  • En las personas que observan la violencia sin hacer nada para evitarla, se produce falta de sensibilidad, apatía e insolidaridad.
  • Se reduce la calidad de vida del entorno en el que se produce: dificultad para lograr objetivos y aumento de los problemas y tensiones.

Tipos de Bullying

Existen varios tipos de acoso escolar que, a menudo, aparecen de forma simultánea:

  • Violencia Física: Este tipo de agresión incluye empujones, puñetazos, patadas, agresiones con objetos duros y cortantes, como: hojillas, vidrios, navajas, tijeras, puntas de compás, y hasta se puede ocasionar heridas y arañazos con lápices u otros materiales. Se da con más frecuencia en primaria que en secundaria.
  • Violencia verbal: Son todos aquellos actos en los que una persona hiere verbalmente a otra persona  por medio de agresiones como gritos, insultos, sobrenombres, comentarios sarcásticos y burlas que exponen a la víctima al público, incluyen expresiones como: “eres inútil” ó “no sirve para nada”, entre otras. También son frecuentes los menosprecios en público o resaltar de forma constante un defecto físico o de acción, seguida del aislamiento social. Los patios, pasillos, los baños, las entradas y salidas de los centros escolares, son lugares comunes y frecuentes de expresión de este tipo de violencia. Es el más habitual.
  • Violencia psicológica: es una conducta que causa un perjuicio a la víctima, con acciones que van encaminadas a minar la autoestima del individuo y fomentar su sensación de inseguridad y temor a la agresividad verbal y física. Esta violencia se manifiesta con un insulto puntual, una altanería, una palabra o una mirada ofensiva, comprometedora o culpabilizadora. Cuanto más tiempo persista, mayor y más sólido será el daño.  Las características fundamentales de los niños que han sufrido violencia psicológica  son:
    • Pasividad, timidez, problemas de aprendizaje.
    • Inhibición en los juegos
    • Comportamientos autodestructivos (Intentos de suicidios, fugas del hogar).
  • Violencia social: Son acciones violencias que se manifiestan en el contexto social donde se desenvuelve el individuo y que pretenden aislar al joven del resto del grupo y compañeros tales como: propagación de rumores, descalificaciones y humillaciones. Este tipo de violencia se evidencia como lucha en torno a los valores, pretensiones o intereses, respecto de poder, status o redistribución de recursos, en los cuales los objetivos de los participantes no son solo obtener los valores deseados sino también neutralizar, eliminar a los rivales, en una contienda entre individuos y colectividad, o entre unos y otros.

Personalidad del Agresor

  • Agresivo y fuerte impulsividad,  ofende y provoca a los demás y  al mismo tiempo se deja llevar por la emotividad del momento.
  • Ausencia de empatía.
  • Poco control de la ira. Es cuando ante situaciones de tensión,  puede llegar a perder el control, pudiendo llegar a la agresión de la persona que piensa puede ser causante de la situación.
  • Percepción errónea de la intencionalidad de los demás. Es la persona que siempre se muestra a la defensiva, siempre cree que otras personas lo están agrediendo y suele exhibirse como víctima para excusar su propia conducta.
  • Autosuficiente. Se define como una persona que actúa con suficiencia presunción, engreimiento, se muestran fanfarrones y arrogantes, ante cualquier situación creyendo que nunca necesitan ayuda.
  • Capacidad exculpatoria. Sin sentimiento de culpabilidad (el otro se lo merece). Son personas que se la pasan divulgando sus actitudes agresivas contra otros sin ningún remordimiento de conciencia, son incapaces de darse cuenta que le están haciendo daño a otros.
  • Bajo nivel de tolerancia a la frustración.
  • Son individuos hiperactivos que se muestran inquietos, impulsivos, con falta de atención, agresivos y desobedientes.
  • Con frecuencia están distraídos, no pareciendo escuchar cuando se le habla, no saben jugar solos y las relaciones con sus compañeros se caracterizan por peleas y discusiones.
  • Incapacidad para aceptar normas y convenciones negociadas. Las personas agresivas no admiten perder, no son capaces de seguir las reglas y normas; su problema le hace que no sepa mantener la disciplina en clase y esto hace que sean rechazados por sus compañeros.
  • Déficit en habilidades sociales y resolución de conflictos. La relación con sus compañeros no es buena, lo rechazan, por las diferentes actitudes que manifiestan ante el grupo (agresividad, impulsividad…), nunca están dispuestos a la solución de un problema. .
  • Su evolución en el futuro puede derivar, si no se trata hacia la delincuencia o la agresión familiar.

Personalidad de la víctima

  • Personalidad insegura. Son personas que se muestran débiles, inseguras, ansiosas.
  • Bajo nivel de autoestima, la opinión que ellos llegan a tener de sí mismo y de su contexto es muy negativa (causa y consecuencia del acoso escolar), y esto puede desembocar en fracasos y dificultades escolares.
  • Alto nivel de ansiedad: niveles altos y continuos de ansiedad, fobia a ir al colegio,  preocupaciones, angustias, intranquilidad e incluso cuadros depresivos.
  • Débiles y Sumisos. Se muestran intimidados y sumisos, ante cualquier situación que para él sea incontrolable, son por lo general introvertidos y tímidos, presentando dificultades de relación y de habilidades sociales, lo que incide en que tengan pocos amigos, estando generalmente solos.
  • Los jóvenes que son víctimas presentan una indefensión aprendida, pareciendo entrar en una espiral de victimización después de sufrir uno o dos episodios de agresión por parte de otros. Seguramente su incapacidad para afrontar un problema poco serio, les lastimó la autoestima y empezaron a considerarse víctimas antes de serlo.

SÍNTOMAS

  • Cambios en el comportamiento del niño,  cambios inexplicables de estados de ánimo: tristeza, aislamiento personal , aparición de comportamientos no habituales, cambios en su actitud, poco comunicativo, lágrimas o depresión sin motivo aparente
  • Cambios de humor.
  • Llanto o irritabilidad.
  • Pesadillas, cambios en el sueño y/o apetito.
  • Dolores somáticos, dolores de cabeza, de estómago, vómitos…
  • Pierde, le roban  o se deterioran de forma frecuente sus pertenencias escolares o personales, como gafas, mochilas, etc.
  • Aparece con golpes, hematomas o rasguños y dice que se ha caído.
  • No quiere salir ni se relaciona con sus compañeros.
  • No acude a excursiones, visitas, etc. del colegio
  • Quiere ir acompañado a la entrada y la salida.
  • Se niega o protesta a la hora de ir al colegio
  • Aparecen “pintadas en las puertas de baños y paredes del colegio
  • Se queja de forma insistente de serinsultado, agredido, burlado
  • Escasas o nulas relaciones con los compañeros y compañeras.
  • Evidencias físicas de violencia y de difícil explicación: moratones, cortaduras o rasguños cuyo origen el niño no alcanza a explicar;  ropa rasgada o estropeada, objetos dañados o que no aparecen…
  • Accesos de rabiaextraños.
  • Variaciones del rendimiento escolar, con pérdida de concentración y aumento del fracaso.