MALTRATO  Y ABUSO SEXUAL

El maltrato infantil no es en sí mismo un trastorno ni una alteración psicopatológica, se trata más bien de un acontecimiento vital estresante o una experiencia aversiva que puede llegar a constituir un evento traumático con extraordinarias consecuencias negativas en la salud del  niño.

Maltrato Físico

El maltrato físico infantil se define como las agresiones físicas al niño por parte de uno o de ambos padres biológicos o adoptivos, de otras personas que vivan con el cuidador, del compañero/a sentimental del progenitor encargado/a de su custodia  o de cualquier otra persona en quien los padres deleguen su responsabilidad que puedan poner en peligro el desarrollo físico, social o emocional del niño. Se pueden considerar conductas de este tipo: arrojar agua hirviendo, quemar, envenenar, provocar asfixia o ahogamiento, pinchar o  acuchillar, morder, golpear con algún objeto contundente (palo, vara o correa), dar puntapiés, dar puñetazos, abofetear, zarandear y arrojar algo al niño.

 

SINTOMAS DE MALTRATO FISICO

  • Lesiones en lugares poco comunes
  • Hematomas
  • Quemaduras
  • Fracturas
  • Heridas
  • Desconfianza hacia los adultos
  • Sentimiento de rechazo
  • Baja autoestima
  • Retraimiento o agresividad

ABANDONO FÍSICO O NEGLIGENCIA

El abandono físico se puede definir como las conductas de omisión en los cuidados físicos por parte de los padres o del cuidador permanente del niño que pueden provocar daños físicos, cognitivos, emocionales o sociales, distinguiéndose 8 categorías:

  • Abandono en los cuidados de la salud física y mental: consiste en negarse (o retrasarse) en buscar atención médica a enfermedades agudas, lesiones, discapacidades físicas y problemas evidentes de salud mental y del desarrollo,  o no seguir las recomendaciones prescritas por el profesional para su tratamiento.
  • Abandono en las funciones de supervisión: falta de supervisión de las actividades del niño, tanto dentro como fuera del hogar (dejar al niño que juegue con fuego, enchufes, dejar medicinas a su alcance, dejarle jugar en lugares peligrosos).
  • Abandono de la custodia: se produce cuando los padres abandonan o dejan solo al niño de manera que éste tiene que valerse por sí mismo sin estar capacitado para ello, cuando se deja al niño a cargo de otra persona que está incapacitada para cuidarlo       ( edad, o trastorno mental), o cuando de manera crónica dejan al niño con alguna persona más de 48 horas sin dar ninguna información sobre su paradero ni sobre el tiempo que van a tardar en ir a recogerlo.
  • Expulsión/negación: echar al niño del hogar de forma permanente o indefinida, sin garantizarle unos cuidados adecuados por parte de otras personas.
  • Negligencia en la alimentación: cuando los padres o responsables del niño no le suministran comidas regulares, le dan alimentos en mal estado, no le dan de comer durante varios días.
  • Abandono de la higiene personal: constante falta de atención en la higiene personal del niño (no cambiarles el pañal, pelo, piel y dientes sucios, ropa sucia o rota).
  • Abandono en la higiene del hogar: existe cuando por causa de los padres la casa está sucia y desordenada, ventanas rotas, basura esparcida por el suelo, hay animales domésticos sin cuidados higiénicos (cucarachas, olores, excrementos de animales…).
  • Abandono educativo: los cuidadores no muestran ningún interés por las necesidades educativas del niño.

SINTOMAS DE ABANDONO FISICO O NEGLIGENCIA

  • Suciedad, hambre, cansancio
  • Descuido en la alimentación y las necesidades médicas
  • Accidentes domésticos reiterados
  • Absentismo escolar, fugas de casa, robo
  • Permanencia prolongada en lugares públicos
  • Desconfianza
  • Manifestaciones afectivas extremas y conductas exteriorizadas.

MALTRATO PSICOLÓGICO

El maltrato psicológico se puede definir como la falta de respuesta persistente por parte del cuidador a las señales, expresiones emocionales y conductas de búsqueda de proximidad e interacción del niño. El cuidador se muestra desapegado, falto de implicación e interactúa con el niño solo cuando es imprescindible. No da muestras de alegría o satisfacción, muestra desinterés por el niño, ignorándolo o respondiéndole de un modo mecánico. La  mala comunicación entre padres/hijo  pueden dañar la competencia social, emocional o cognitiva del niño, siendo el abandono psicológico una ausencia de atención positiva de los padres hacia el niño, distinguiéndose  5 tipos:

  • Rechazo/degradación: negarse a ayudar, no hacer caso a las peticiones de ayuda e insultar, despreciar o humillar públicamente al niño.
  • Aterrorizar: amenazar al niño con matarlo, lesionarlo o abandonarlo si no se comporta de acuerdo con las demandas del cuidador.
  • Aislamiento: privar al niño de las oportunidades de establecer relaciones sociales (encerrarlo en una habitación durante un periodo de tiempo largo, no permitirle que se relacione con otros iguales).
  • Corrupción : hacer de modelo en actos antisociales o estimular creencias desviadas en el niño (enseñarle conductas delictivas)
  • Explotación: asignar al niño la realización de trabajos, domésticos o no, que deberían ser hechos por adultos y que interfieren en las actividades y necesidades sociales y escolares del niño.

SINTOMAS DE MALTRATO PSICOLOGICO

  • Retraimiento, inhibición, pasividad.
  • Comportamientos agresivos extremos
  • Excesivas muestras de madurez o inmadurez
  • Conductas autodestructivas.
  • Apego inseguro, baja autoestima, impulsividad, aislamiento
  • Ansiedad, depresión, déficits en empatía, agresividad
  • Problemas de conducta (conductas de oposición, desafiante perturbadora, antisocial)

ABUSO SEXUAL

Se puede definir el abuso sexual infantil como el contacto entre un niño y un adulto en los que se utiliza al niño como objeto gratificante para las necesidades o deseos sexuales del adulto, interfiriendo o pudiendo interferir esta experiencia en el desarrollo normal de la salud del niño. El abuso sexual infantil lo constituyen las fotografías, películas o dibujos obscenos o pornográficos de niños con fines comerciales, o la violación, vejación, incesto, prostitución u otras formas de explotación sexual de los niños.

En el abuso sexual infantil se dan principalmente dos características fundamentales:

  1. Que en la conducta sexual del adulto hacia el niño exista coerción (fuerza física, presión o engaño), siendo por sí misma un criterio suficiente para etiquetar una conducta de abuso sexual a un menor.
  2. Que la conducta sexual se produzca entre un niño y un individuo mayor que él (5  años o más). Esta asimetría de edad impide la verdadera libertad de decisión y hace imposible una actividad sexual común, ya que los participantes tienen experiencias, grado de madurez biológica y expectativas muy diferentes.

SINTOMAS DE ABUSO SEXUAL

  • Ropa interior rasgada
  • Dificultad para andar y sentarse
  • Dolor o picor en las zonas genitales que aumentan cuando orina o defeca
  • Hematomas en la cara interna del muslo
  • Lesiones, desgarros o inflamación en el ano o la vulva
  • Miedo y/o rechazo a algún miembro de la familia
  • Cambios bruscos de conducta y conductas autodestructivas
  • Conductas regresivas (chuparse los dedos, orinarse…)
  • Tendencia al secretismo
  • Rechazo de caricias o contacto físico
  • Conducta seductora o interés por la conducta sexual de los adultos
  • Dificultades emocionales y conductuales (ansiedad, miedos, depresión, culpa, vergüenza, ira, baja autoestima, rechazo del cuerpo, retraimiento, desconfianza hacia los adultos, fracaso escolar, trastorno de estrés postraumático).
  • Dificultades sexuales (conocimiento sexual impropio de su edad, exhibicionismo, masturbación compulsiva o problemas de identidad sexual.