Problemas de Pareja

No es que no te quiera, ocurre que no tengo la habilidad necesaria para expresar mi afecto, es algo que no aprendí a hacer…

Los individuos en pareja tienen mejor salud física y mental que los no casados, tienen una mortalidad, menor, realizan menos conductas de riesgo y controlan mejor su salud, cumplen mejor las prescripciones médicas y tienen mayor frecuencia en su conducta sexual siendo más satisfactoria. Pero entonces… ¿es lo mismo estar casado que estar felizmente casado? Todas estas ventajas son ciertas, pero solamente cuando no existen conflictos, ya que un conflicto continuado de pareja lleva a una mayor activación y un mayor estrés, pudiendo ser la explicación del tremendo impacto que tiene en la salud tanto física (enfermedades de corazón, cáncer, enfermedades inmunológicas, dolor crónico, etc.), como mental (depresión, trastorno bipolar, alcohol, violencia, etc.) en los dos miembros de la pareja y en sus hijos (problemas de conducta, depresión y problemas para alcanzar la intimidad en el futuro), ya que los conflictos de pareja no se dan aislados. Otro problema asociado es la relación padres-hijos cuando estas relaciones son conflictivas, ya que la conducta de los hijos se ve afectada y deteriorada, pudiendo llegar a ciertos niveles de violencia,  potenciando los desajustes en la conducta de los hijos de forma considerable, sobre todo cuando el niño no llega a entender lo que ha pasado y como se ha resuelto el problema

La relación de pareja es algo muy importante en la vida. A veces responsabilidades, exigencias de la vida y el  estrés que esto supone, suelen hacer olvidar que dos personas se reunieron, para estar bien y no para vivir en medio de un conflicto diario. La familia, los compromisos, los niños, y los problemas económicos, cuando no existe una armonía dentro de la pareja,  pueden llegar a terminar con ella.

La terapia de pareja cognitiva- conductual,  se realiza con parejas cuya relación no es feliz y les causa sufrimiento a uno o ambos miembros de la pareja. Las intervenciones cognitivas en la terapia de pareja son útiles para presentar hechos y evidencias contradictorias, corregir expectativas irracionales y reemplazar atribuciones que culpan al otro miembro de la pareja sobre las causas de los problemas conyugales, por atribuciones que resaltan la causalidad mutua y por conductas especificas capaces de ser modificables.

PRINCIPALES PROBLEMAS DE LA PAREJA

  • Bajas tasas de conductas agradables y/o elevadas tasas de conductas desagradables provenientes siempre del otro miembro de la pareja.
  • El intercambio negativo tiene una probabilidad mayor de ocurrencia, p. ej, cuando a una comunicación negativa se responde con otra comunicación negativa y se produce una espiral de la que es difícil salir.
  • Las parejas con problemas tienen mayores dificultades para solucionar los conflictos y afrontar las discusiones con eficacia, utilizando la crítica y el desprecio hacia el otro.
  •  Hay una serie de conductas condicionadas, como estar a la defensiva, la adivinación del pensamiento del otro, la sobregeneralizacion, y el volver siempre hacia errores pasados y presentes que impiden que los problemas puedan solucionarse.
  •  Falta de aceptación y comprensión del punto de vista del otro, aunque no se esté de acuerdo
  • Se suelen  hacer peticiones indirectas sobre conductas no específicas, no expresan sentimientos positivos y negativos, y cuando lo hacen no lo hacen asertivamente .
  •  Existen déficits de habilidades comunicacionales que se traducen en incapacidad para escuchar activamente, falta de empatía, intolerancia a preguntar y a responder a la pareja, o incluso a corregir los mensajes que nos quieren transmitir. Los diálogos sin mirarse, o mirándose por encima del hombro, hablar dando la espalda, utilizar como vía de comunicación a los hijos, etc… El déficit de comunicación tiene una alta correlación con la insatisfacción de la pareja. La mujer generalmente da respuestas hostiles, mientras que el hombre se retira o no contesta, ante lo que la mujer incrementa su hostilidad.
  • El aislamiento de una pareja de su entorno, trayendo consigo aburrimiento, dificultad para enfrentar cambios y acompañar ciclos vitales, convirtiéndose en un estilo de vida, donde no hay amigos ni un buen intercambio social
  • Falta de respeto. Cuando no se respetan las fronteras individuales y no se consigue  tener áreas de independencia, de intimidad y de privacidad a nivel individual, según las necesidades de cada uno, produciendo mucha incomodidad
  • Incapacidad para resolver problemas. En las parejas disfuncionales, cuando existe un problema, en vez de hacerse co-responsables ambos miembros de la pareja se culpabiliza de lo que ocurre al otro.
  • Falta de reconocimiento: cuando cada uno de los miembros no sea reconocido como capaz en algún aspecto de su vida o de su hacer con la familia, por el otro. Si un miembro no reconoce capacidad en el otro, ni puede admirarlo por algo, esa armonía emocional generalmente se rompe.
  • No darse el permiso cada uno de los miembros de la pareja para la libre expresión de las emociones, tales como el enfado, las frustraciones de cada uno, la tristeza, el miedo, la  alegría o la serenidad. Cuando no hay libre expresión de emociones, el equilibrio se pierde y la relación se rigidiza. Una cantidad de emociones no expresadas se asocian con disfunción del deseo sexual, porque cada vez van creando mas distancia.
  • Falta de compromiso con el otro miembro de la pareja:, es decir el grado de inversión que cada uno pone en la pareja,  que es  el esfuerzo conductual que se realiza para mantener o mejorar la relación y los esfuerzos que se realizan para hacer feliz al otro.
  • Dominancia de uno de los miembros. Elementos importantes como el dinero, el uso del tiempo libre, reparto de las tareas del hogar, las prioridades en el desarrollo de la carrera profesional, etc. , son causa de conflictos y de injusticia en la pareja.
  • Falta de intimidad debido a terceros. A veces no se produce la separación necesaria de la familia de origen  para construir la intimidad o padres y hermanos interfieren demasiado y tienen excesivo peso en la toma de decisiones dentro de la pareja, provocando dificultades importantes.
  • Atribuciones erróneas: en las que se atribuye la conducta negativa del otro a malas intenciones, intensificando el conflicto al incrementar los ataques verbales que intentan culpabilizar y avergonzar al otro. Así mismo, las parejas atribuyen las principales causas de los conflictos a rasgos globales, internos y estables que son imposibles de cambiar. También se da el caso de atribuir al otro  la capacidad de hacer el cambio necesario para la solución del problema, suponiendo que no lo hace porque no quiere y es entonces cuando le culpa y ataca.
  • La infidelidad: es un suceso terrible para la pareja, destroza la confianza necesaria para mantenerla y puede causar al traicionado angustia, desencadenar ataques de ira, sentimientos de humillación, hipervigilancia y una fuerte reacción fisiológica a los estímulos que le recuerden la traición.
  • Los celos: se refieren a una emoción que hace alusión  al temor, creencia o sospecha que algo preciado está en peligro de perderse, y a su vez previene o intenta prevenir la infidelidad a partir de la percepción de que una relación significativa está amenazada y puede llegar a desaparecer como consecuencia de la acción de una tercera persona, con independencia de que dicha amenaza sea real o imaginaria.