Mienten más que hablan. El lenguaje verbal y no verbal de los psicópatas integrados.

MIENTEN MÁS QUE HABLAN. EL LENGUAJE VERBAL Y NO VERBAL DE LOS PSICÓPATAS INTEGRADOS.

Mienten más que hablan. El lenguaje verbal y no verbal de los psicópatas integrados.

 

«Lo que hace a los Psicópatas distintos de los demás es la destacable facilidad con la que mienten, la insistencia de su engaño y la frialdad en que lo llevan a cabo» (Robert Hare).

El presente trabajo trata de describir los estilos de comunicación y los comportamientos psicopáticos a través del uso del lenguaje verbal y no verbal, ya que si hay algo en lo que  los psicópatas son auténticos maestros es en su habilidad en el uso del lenguaje, siendo este su mejor arma  para tratar de esconder cómo son y cómo actúan y nuestra mejor arma para poder descubrirlos.

Es muy habitual cuando escuchamos la palabra psicópata que nos hagamos una imagen mental de Hannibal el Caníbal o criminales similares que han delinquido gravemente, asesinos en serie que nos muestra el cine o la literatura para hacer más atractivas sus obras, reflejando al psicópata como un ser desadaptado que generalmente vive apartado de la sociedad. Este tipo de psicópatas existe, pero en un porcentaje muy pequeño si lo comparamos con la mayoría de psicópatas que hay en la realidad, los psicópatas subclínicos, integrados o exitosos. Este tipo de  psicópatas, no han delinquido criminalmente aún y  puede que nunca lo hagan y están plenamente integrados en la sociedad,  es decir, no están ni en las cárceles, ni se dedican a asesinar en serie, sino que  están mucho más cerca de nosotros de lo que podamos llegar a imaginar. Viven camuflados en nuestro entorno, nuestro vecindario, nuestro trabajo, en nuestra familia, amistades o en nuestra pareja,  y lejos de tener cara de malvados personajes,  son personas con un gran encanto personal, manteniendo una imagen pública excelente, lo que explica que nadie pueda reconocer que alguien  aparentemente tan maravilloso tenga la exitosa habilidad de esconder  tras de sí su oscura personalidad carente de sentimientos, empatía,  culpa, vergüenza, miedo y remordimientos, cuando su verdadera realidad es que son seres egoístas, extremadamente manipuladores, fríos , calculadores,  incapaces de amar ni crear vínculos y  los que crean se basan en la mentira y se dirigen únicamente a conseguir beneficios personales.

Son un tipo de depredadores emocionales intra especie, que ponen su enorme capacidad de encanto al servicio de un fin egoísta que tiene que ver con la obtención de algún beneficio para ellos mismos. Son individuos que aunque carecen de emociones, son auténticos maestros imitándolas,  poseen  una autoestima exagerada y tienen un objetivo vital  claro: rodearse de personas a las que puedan depredar, destruir y parasitar hasta vaciarlas emocional, física e incluso económicamente. En el siglo XIX antes de que se hubiera desarrollado la psicología como ciencia, se les conocía como vampiros emocionales.

En España, se estima que hay aproximadamente un millón de psicópatas integrados,  es decir, alrededor del 3% de la población general tiene rasgos psicopáticos, lo que significa que a lo largo de nuestra vida, nos vamos a encontrar con algunos de ellos.

Uno de los aspectos que podemos destacar dentro de los psicópatas subclínicos es la dificultad que tenemos en reconocerlos, fundamentalmente por los siguientes motivos:

  • La distorsión del propio término.
  • Porque se encuentran perfectamente integrados dentro de la sociedad ocupando distintos e incluso distinguidos roles debido a sus grandes capacidades de manipulación y comunicación.
  • Por el gran desconocimiento que existe en la población general e incluso en parte de los profesionales.
  • Por la técnica que utiliza el psicópata que quiere parasitar a alguien.

Técnicas que utiliza el Psicópata

  • Los Psicópatas ven cualquier relación social como una oportunidad, un combate en el que solo puede ganar él. Sus motivos son: manipular y conseguir algo, de forma implacable y sin remordimientos.
  • Lo primero que hace es observarte, buscar qué beneficio puede sacarte y para eso buscan un perfil de gente que está sola, insegura, marginada, mayor o vulnerable. Esto lo trabaja tan exhaustivamente que sabe perfectamente cómo y cuándo actuar.
  • El psicópata se las ingenia para copiar  las expectativas, sueños y deseos de la víctima.
  • Después estudia qué es lo que necesita y mediante la técnica del espejo, ofrece a la víctima todo aquello que desea y anhela y se lo da, para posteriormente aprovecharse.
  • Las víctimas tienen una cierta predisposición a creer casi todo lo que se les dice cuando proviene de una personalidad psicopática que se ha encargado previamente de halagarlos, adularlos y ponerlos por las nubes.
  • A continuación, pone en marcha toda clase de juegos de seducción, promesas y falsa adoración empleando en ello  todo su potencial intelectual y atractivo personal.
  • El psicópata invierte una enorme cantidad de energía para ganarse la confianza de su víctima, pintándose a sí mismos como personas con cualidades maravillosas, inteligentes y comprensivas, inventando una personalidad tremendamente atractiva y con una gran profundidad. Debido a su narcisismo y a su alta estima, no creen que su víctima se de cuenta de sus intenciones de manipulación, y por lo general suelen tener muy buenos resultados.
  • Estas habilidades y su falta de vergüenza hacen que tengan una gran facilidad y cualidad para realizar todo tipo de conductas fraudulentas y delictivas mediante el engaño, la estafa y la realización de promesas que por supuesto, no cumplen.

A partir de estos datos, la pregunta que nos puede surgir es ¿cómo podemos percibir o detectar que una persona de nuestro entorno presenta estos rasgos psicopáticos?

Existe algo en el lenguaje y habla de los psicópatas que  es muy sorprendente: Los psicópatas tienen un pensamiento, una forma de relacionarse, un modo de sentir y expresarse, muy diferentes a la población general. Tienen una tendencia de actuación totalmente egoísta y un significativo déficit emocional, tal y como se demuestra en estudios cognitivos, neurológicos y psicofisiológicos, evidenciándose esta carencia emocional en varias dimensiones de su lenguaje.  Los Psicópatas no solo aprenden a usar las palabras más o menos de forma apropiada, también aprenden a actuar o imitar los sentimientos. Pero nunca los sienten.

La selección de  palabras que utilizan los psicópatas, pueden revelar importantes conocimientos sobre su funcionamiento psicológico, los procesos cognitivos, la personalidad  y las emociones subyacentes, debido a que la producción del lenguaje es una operación automática, que probablemente esté fuera del control consciente y es difícil de alterar intencionalmente en un discurso, ya  que está estrechamente relacionada con los estados y las dinámicas psicológicas básicas.

Los psicópatas poseen combinaciones específicas de características cognitivas, sociales y emocionales que los diferencian de la población general. Además, tienen características especiales en el habla, en los gestos utilizados, en la forma de expresarse tanto verbal como no verbal, que pueden transmitir señales de alarma de su oscura personalidad.

Mecanismos lingüísticos que usan los psicópatas para confundir a quienes les escuchan:

  • Colocación de las palabras para variar su significado.
  • No utilizan palabras concretas que después se puedan volver contra ellos.
  • Utilizan la ambigüedad para adaptar su discurso en el caso de que la otra persona pueda sospechar.
  • No dicen directamente el contenido, incitando a que se sobreentienda lo que quiere decir, de manera que al no decirlo directamente sea más fácil negarlo después en caso de necesidad.

¿Cómo es el discurso del psicópata?

Los psicópatas han aprendido, desarrollado y perfeccionado un lenguaje superior para lograr sus perversos fines. Su instrumento principal es la manipulación en todas sus formas.

  • Todo el discurso del psicópata usa como base la mentira, tergiversan todo lo que dicen o directamente se lo inventan, tratando de dar una idea contraria a lo que realmente son.
  • Distraen la atención del interlocutor dándose aires de grandeza y colocándose en un pedestal de una manera muy sutil y efectiva.
  • Saben qué decir en cada momento provocando en la persona que le está escuchando una predisposición a creer todo lo que le dice y dejar una buena imagen en su interlocutor, que no está siendo consciente de que está siendo manipulado.
  • Su discurso es grandilocuente y todopoderoso, evidenciando su grandioso egocentrismo.
  • Detrás de toda esa locuacidad brillante, intelectual y siempre acertada, se esconde una realidad distinta, falsa y con intereses oscuros.
  • Una situación conversacional inicialmente ideal y mágica, puede derivar en explosiones de furia verbal muy desproporcionada.

¿Cómo habla un Psicópata? Características lingüísticas.

  • Los psicópatas hablan de manera acelerada, suelen acompañar su locuacidad y cultismos con un ritmo de habla más rápido de lo normal y con un tono más bajo.
  • Hablan de forma poco natural, robótica, repetitiva, superficial e incoherente con su propia realidad y con escasa carga emotiva.
  • La conversación del psicópata contiene más interrupciones de lo normal. Esto puede deberse a que cuando estos individuos tratan de describir un intenso suceso emocional, tienen que simular la emoción para que parezca apropiado, lo que les produce un mayor sobre esfuerzo mental, dando lugar a un habla menos fluida y coherente cuando expresa sentimientos.
  • Tienden a no responder a las preguntas, responden cualquier otra cosa o de una forma en que la pregunta original queda sin responder.
  • Las personas con niveles altos de rasgos psicopáticos sufren un mayor estrés al mentir que las personas normales, lo que se refleja en el mayor aumento de dudas al hablar y mayor uso de ilustraciones.
  • Utilizan más tiempos verbales en pasado y menos tiempos verbales en presente, como si los actos hubieran ocurrido en tiempos muy alejados lo que se correspondería con un desapego emocional y con el distanciamiento psicológico que sienten hacia sus propios actos.
  • El contenido de su lenguaje, es de poca profundidad semántica y afectiva por la dificultad que tienen para procesar los sentimientos.
  • No entienden ni podrán utilizar palabras emocionales, y si lo hacen darán definiciones de diccionario.
  • No muestran un énfasis distinto en su voz cuando pronuncian palabras corrientes a cuando pronuncian palabras con un alto contenido emocional o un contenido negativo.
  • El habla de los psicópatas se asocia a la falta de empatía y remordimiento, así como una visión de la realidad centrada en la causa y el efecto, es decir, como si las personas y circunstancias fueran objetos de uso para cumplir sus objetivos.
  • Pueden verbalizar remordimientos, pero sus acciones contradicen sus palabras. Ellos saben que arrepentirse es importante y que pedir perdón es útil y pueden utilizar estas palabras solo para manipular cuando no consiguen lo que desean.
  • Hacen un mayor uso de muletillas y palabras o sonidos de relleno como “uhm” o “ehm”, mostrando una menor afluencia lingüística. Esto puede deberse a la necesidad de buscar tiempo para pensar y planificar lo que están comunicando.
  • Suelen usar más conjunciones de causa como “porque”, “por ello” o “puesto que”. Estas conjunciones indican un sentido de causa y efecto que sugiere que los psicópatas son más propensos a ver sus actos como la consecuencia lógica de un plan, algo que tenía que hacer para conseguir algo.
  • El empleo de pronombres que se refieren a uno mismo como “yo”, “mi”, “me”, son mucho mayores en personas psicópatas y narcisistas que en el resto de las personas.
  • Suelen caracterizarse por ser grandes narradores de historias y encantar a los demás, así como por mentir, sin embargo, cuando se analizan las narrativas de sus discursos estos resultan incoherentes.
  • Existe una extraordinaria discrepancia entre lo que dicen y lo que hacen. Su propio discurso contiene afirmaciones que parecen conceptualmente inconsistentes entre ellas. Usan frecuentes retracciones (dos afirmaciones incongruentes juntas).
  • Suelen utilizar expresiones relacionadas con sus necesidades básicas como comer, beber o ganar dinero, mientras que los no psicópatas hablan más sobre su familia, amigos y creencias espirituales.
  • Revelan una gran falta de fluidez que sugiere que la tarea es cognitivamente exigente.
  • Hacen un uso más abundante de palabras de emoción negativa, en particular con un lenguaje negativo, hostil y de enfado. Este lenguaje está asociado a la tendencia de comportamiento agresivo y antisocial a la que son propensos los psicópatas. Este tipo de lenguaje también puede responder al placer que sienten estos individuos frente a la angustia psicológica del resto.
  • También parte de su narrativa es difícil de comprender, lo cual sugiere una organización errónea de la actividad mental. No es lo que dicen sino cómo lo dicen, lo que nos da una pista de su verdadera naturaleza.

Cuando las habilidades lingüísticas no dan el  resultado esperado, los psicópatas pierden todas las sutilezas y el discurso adquiere un tono de agresividad, dando paso a  la violencia verbal, cuyo objetivo es hacerse valer, proyectando una imagen de alguien peligroso y violento, siendo en muchas ocasiones la antesala de la violencia física.

LENGUAJE NO VERBAL EN EL PSICÓPATA

La psicopatía está asociada a diferentes estilos de comunicación tanto verbal como no verbal.

Un apoyo importante en la expresión del psicópata es el lenguaje no verbal, cuya intención  es distraer la atención de lo que están diciendo tratando de confundir, sobrecargar e impresionar con elementos externos y  físicos como las manos, la sonrisa, o las expresiones faciales.

En cualquier caso, no olvidemos que su objetivo es engañarnos, sacar algún beneficio de nosotros, hacerse pasar por alguien que no son. Por ello, hay que tener especial cuidado a la hora de analizar su comportamiento y su comunicación, tanto verbal como no verbal, pues son auténticos camaleones.

Existen una serie de rasgos que de alguna manera nos dan pistas de que podemos estar ante una de estas personalidades y, aunque no pueden ser concluyentes al respecto, pueden prevenirnos o ser elemento de alarma del peligro que estos seres llevan consigo. Debemos recordar que los psicópatas son grandes actores y que aprenden a reproducir los gestos de los demás, pasando totalmente desapercibidos. Ellos pueden fingir gestos que nosotros llegamos a interpretar como sentimientos; pero que en realidad no lo son. Partiendo de esta premisa, debemos darnos cuenta de lo difícil que es identificar a un psicópata a partir de los gestos corporales.

Como podremos observar,  el comportamiento no verbal de un psicópata puede ser muy convincente como método para distraer al interlocutor de una narrativa que está llena de incoherencias. Además, los psicópatas son muy hábiles a la hora de fingir expresiones emocionales y hacen buen uso del lenguaje emocional, a pesar de que están desprovistos de estas emociones.

Se puede utilizar varias señales para identificar la psicopatía como son:  las gesticulaciones, las expresiones faciales y las sonrisas de Duchenne.

Gestos con las manos

  • Los psicópatas usan durante su discurso, más gestos con las manos para controlar y dominar la conversación, lo que está asociado a personas más poderosas y con una mayor influencia social.
  • En las conversaciones llevan la iniciativa y las convierten a veces en un monólogo.
  • Usan los gestos de las manos como una herramienta poderosa de comunicación para distraernos  de los mensajes verbales que nos dan,  que son frecuentemente engañosos.
  • El movimiento de sus manos resulta exagerado. Siempre que habla las mueve arriba y abajo de forma muy evidente, las abre y cierra de forma reiterada y también mueve los dedos y los brazos tanto como sus manos.
  • Cuando da la mano, lo hace siempre con la suya por encima de la tuya.

Sonrisa de Duchenne

  • Este tipo de sonrisa incluye la activación del orbicularis occuli, la aparición de patas de gallo alrededor de los ojos y está asociada con la felicidad genuina, sin embargo, investigaciones recientes han descubierto que el 71% de las personas pueden producirla sin sentir esa felicidad, por lo que se cree que los psicópatas producen fácilmente esta sonrisa sin sentir la felicidad.
  • Se cree que las personas con psicopatía presentaran en mayor medida la sonrisa de Duchenne, ya que puede hacerles parecer más amables, encantadores y hacer creer al resto que no son peligrosos.
  • Los psicópatas son personas que no se dejan llevar por la angustia, por tanto, se puede pensar que la aparición de esta sonrisa en situaciones donde la mayor parte de las personas estarían angustiadas puede reflejar sus bajos niveles de estrés en esa situación.
  • Los psicópatas suelen utilizar este tipo de sonrisa para aumentar su estatus o poder, ya que son percibidas como señales de dominancia.

Expresiones faciales

  • Los psicópatas son capaces de imitar con precisión las expresiones de miedo y arrepentimiento.
  • Tienen menos posibilidades de involucrarse en fugas emocionales con respecto a la emoción que están intentando ocultar. Se puede decir que a pesar de que tienen una escasa experiencia emocional genuina tienen una mayor capacidad para adoptar expresiones emocionales convincentes pero falsas.
  • Son capaces de adoptar las expresiones faciales convincentes que faciliten la persuasión y la manipulación de los demás.
  • Pueden aparentar empatía y remordimiento en sus expresiones.
  • Pueden llorar con facilidad y más rapidez que otras personas, pero son incapaces de sentir el sufrimiento ajeno.

Pero el rasgo más sobresaliente del psicópata es su rostro:

  • Los ojos son tónicos, totalmente fríos y sin vida.
  • Simulan muy bien el rostro de una persona emocionada, pero esa mirada es copiada.
  • Sus ojos son fijos, elevados en sus extremos. En la psicomorfología significan «ojos de cazador» por lo que llamarles depredadores sería debido al reflejo de su mirada.
  • Su mirada denota que no son influenciables ni receptivos ante la información cognitiva que pudieran recibir de otras personas o circunstancias.
  • Su frente es más ancha de lo común, el tamaño de su zona cerebral es más grande, lo que denota inteligencia y tienen unas facciones más angulosas.

Además de la gesticulación manual, la sonrisa de Duchenne y las expresiones faciales, existen otros indicadores que son propios del lenguaje no verbal de los psicópatas.

  • Se inclinan hacia adelante, reduciendo la distancia con el interlocutor e invadiendo su espacio personal.
  • Son más agresivos en la comunicación: establecen más contacto visual, muy directo y constante, que los no psicópatas.
  • Muestran un mayor parpadeo.
  • Sonríen menos que las personas normales.
  • Siempre que se encuentran en grupo o simplemente con alguien suelen andar por delante de esa persona o de ese grupo, como si lo encabezaran, como si fuera un líder que dirige al grupo.

A tener en cuenta…

  • Ira, desprecio, enfado y deseo de venganza son las únicas emociones posibles en un psicópata. Todas las demás son fingidas.
  • No intente herir la sensibilidad de un psicópata, porque simplemente, no tiene.
  • No intente crear conciencia que genere culpa y remordimientos por sus malas acciones, eso es algo que los psicópatas sencillamente, no pueden entender.
  • Cosificarte es su punto fuerte. Para ellos, no existe diferencia entre tú y un electrodoméstico. Las dos son cosas son objetos, y de las dos cosas puede obtener algún beneficio.
  • Un psicópata jugará contigo de la misma manera que un niño puede jugar con un globo: lo infla, lo eleva, juega con él y después lo patalea, lo aprieta y lo pincha, para después cambiar de juguete.
  • Responderá con ira en lugar de miedo en situaciones de frustración o de amenaza.
  • Dará muestras directas de satisfacción  por el placer de haberte engañado.

Quizás jamás te hubieras imaginado que personas que pueden convivir contigo, tu jefe, tu novio, tu amigo, que proyectan una imagen de sí mismas como personas inteligentes, encantadoras, maravillosas, que hacen una vida aparentemente normal, fuera en realidad,  tu psicópata integrado.

 

Autora: María Teresa Vallejo Laso

 

 

Si te ha parecido interesante compártelo..Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Digg this
Digg
Email this to someone
email