Mindfulness y meditación: Qué 5 cosas nos puede aportar y qué cambios puede traernos a nuestra vida

Mindfulness y meditación: Qué 5 cosas nos puede aportar y qué cambios puede traernos a nuestra vida

Existe actualmente un auge en los talleres de mindfulness y meditación. A su vez, dentro del ámbito de la psicología se ha comprobado la relevancia de estas herramientas, así como la necesidad de incluirlas en un tratamiento holístico.

La meditación y el mindfulness inciden en la mejora de nuestra calidad de vida, así como favorecen nuestra armonía emocional y reducen el estrés. Los beneficios son muchos cuando se utiliza y se enseña de una forma creativa y adaptada a cada persona, sin necesidad de prácticas estrictas ni ejercicios extraños.

La importancia de parar, centrarnos en nuestra respiración y dedicar un tiempo de escucha a nuestro interior y a nuestro cuerpo, es una necesidad completamente natural. Es por ello, que ha sido empleado en muchas tradiciones milenarias como un camino de encuentro de paz y liberación.

Ahora más que nunca -en este mundo cada vez más caótico y despersonalizado- surge la moda y la aplicación del mindfulness y la meditación, como un complemento que combina a la perfección y equilibra nuestro actual estilo de vida.

Los principales beneficios o efectos, a grandes rasgos los enumeraría en los siguientes cinco, aunque todos los puntos se relacionan entre sí cada uno tiene unos rasgos más específicos:

  1. Ver más allá:

Los ejercicios de mindfulness y meditación, permiten ir generando la mirada testigo.

Esto quiere decir que vas desarrollando la habilidad de tener un punto interno de observación, un foco central en ti de calma y libertad desde el que poder mirar.

En psicología se relaciona con la capacidad de meta-cognición: poder pensar sobre lo que piensas…ver por encima tus pensamientos y emociones. Esto no quiere decir que te conviertas en un robot que no siente ni padece, sino más bien que tu relación con los pensamientos y emociones mejora.

Consigues generar un espacio intermedio, que te permite un tiempo de parar, poder acoger las emociones sin ser arrastrado por ellas. Pudiendo observar tus pensamientos/juicios no como certezas, sino como algo temporal y abierto a la fluidez de la vida.

Por lo tanto, lo fundamental de este punto sería dejar de ser presa de nuestros pensamientos y emociones. Pasando a lograr reconocerlos y cuidarlos, desde una capacidad de mirarnos a nosotros mismos sin juicio y con mayor espacio interior.

  • Autocuidado:

La práctica de la meditación y de mindfulness te permite a través de la respiración armónica y profunda, ir generando más calma.

Este hecho se asocia a mayor bienestar y optimismo.

También, se relaciona estrechamente con la autoestima: la capacidad de acogernos y amarnos. Se suele utilizar el término autocompasión en los ámbitos del mindfulness y meditación.

En terapia esto tiene muchísima utilidad, para incluirlo en el trabajo con traumas, fobias, miedos, abusos, depresión, ataques de angustia…

  • Calma:

La práctica de la meditación genera que nuestra mente pueda ir rompiendo bucles, favoreciendo que los pensamientos sean más intuitivos y menos obsesivos.

Es por ello, que se asocia a una reducción en el estrés cognitivo.

Esto a su vez, unido a la meditación en las sensaciones corporales, favorece que el estrés incluso físico y muscular se reduzca también. Favoreciendo de este modo, que nuestro estado de salud integral mejore considerablemente, o al menos nuestra actitud y relación con las enfermedades. Pudiéndose aplicar en el manejo del dolor y de forma combinada en muchos tratamientos médicos que implique un cambio en el estilo de vida ya que ayuda en el trabajo de no resistencia y libertad interna.

  • Aceptación:

La práctica de la meditación y mindfulness ayuda a mejorar tu trato contigo mismo y los demás, ya que comienzas a sentirte cómodo y con recursos frente a cualquier emoción y pensamiento. Pudiendo tener una capacidad de acoger y sostener en mayor medida los vaivenes del día a día. Este hecho genera directamente que puedas desarrollar más cualidades relacionadas con la empatía, ya que el dolor del otro no va a asustarte tanto y no vas a tender a evitarlo o negarlo. De esta forma, la empatía contigo mismo y con los demás se verá mejorada; ya que serás más capaz de sostener y acoger tus emociones y pensamientos.

Esto quiere decir, que la práctica continuada de mindfulness y meditación, incide directamente en la mejora de la relación contigo mismo y con los demás. Esto sucede a través de la mejora de la empatía -lo cuál se consigue a través de la mayor aceptación de nuestras emociones y pensamientos y por el ir soltando expectativas.

  • Interconexión:

La práctica de la meditación y mindfulness favorece tu apertura hacia las experiencias de interconexión y amor trascendental.

Esta calma que puedes ir descubriendo en tu interior, puedes darte cuenta de que no te pertenece, que forma parte de la vida y que es algo que compartes con otros seres.

Dándote cuenta de que hay unos ritmos, una armonía y un amor que lo sostiene todo; y que está más allá de nosotros mismos.

Autora:

Ana Martín-Esparza psicóloga holística https://anamartinesparza.com/psicologa-madrid/

sesiones online mundo y presenciales Madrid

Si te ha parecido interesante compártelo..Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Digg this
Digg
Email this to someone
email
Tags: